COR logo

Ayer se votó en general, en la “casa de la casta” que es la cámara de senadores, la ley bases y el paquete fiscal, con muchas modificaciones y concesiones, por lo que tendrá que volver a la cámara de diputados. También ayer China extendió el swap por un año más, dándole un alivio a la alicaída economía argentina. Esto sucedió después de que Caputo anunciara que va a buscar un nuevo acuerdo con el FMI.

Podría decirse que fue un gran día para el gobierno, ya que venía de semanas con ruidos en la economía, conflicto en Capital Humano, crisis de gabinete y una gran debilidad de gestión. Pero en la dinámica de la situación estructural y más general de la Argentina, dentro de un contexto internacional convulsionado, podríamos decir que es un triunfo pírrico. Si bien logró que pasaran las “facultades delegadas”, el gobierno tuvo que ceder y coimear a lo más rancio de los partidos burgueses tradicionales como el PJ y la UCR, teniendo que aceptar un mayor control del parlamento. Ahora le tocará implementar las leyes con un conflicto social más agudo.

El miércoles, afuera del Congreso, se expresó una multitud en contra del gobierno a pesar de la ausencia de la CGT y la presencia cómplice de Pablo Moyano y las CTAs, que pasaron por la marcha, dieron el presente y se retiraron para ver la represión por televisión. Lo que sí se pudo ver en la plaza es que la fracción de los peronistas que antes respondían a Cristina ahora están buscando su nuevo líder en Kicillof, con la bendición del Papa. En esta línea aparecieron las columnas del SMATA, que responden a Manrique, la columna del Astillero Río Santiago y algunos municipios y ex camporistas que responden a su nuevo líder. Así comienza el operativo para llevar todo a las elecciones del año que viene y las del 2027. 

Después de que se fueran los “combativos” de Camioneros y otros gremios comenzó la represión para liberar la plaza y una cacería contra los que bancamos la movilización. Hubo muchos infiltrados que quemaban autos y, cuando se estaba desconcentrando en la 9 de Julio, volvieron con represión y detenciones.

Reivindicamos habernos movilizado contra la ley Bases y el paquete fiscal, para mostrar en las calles la oposición al gobierno de Milei y sus aliados. La movilización es un método importante para disputar la calle, pero tiene un límite si esa movilización no está organizada como un plan más general de lucha. Ayer, la falta de llamado a paro general debilitó la movilización y la irrupción de sectores de trabajadores.

La burocracia sindical mostró que no está dispuesta a poner el cuerpo para enfrentar ni las leyes ni las suspensiones y despidos. Esta es una de las lecciones que debemos sacar de la jornada de ayer, que refuerza la caracterización de que son enemigos en nuestras filas.

Tenemos que organizarnos desde nuestros lugares de trabajo, en asambleas, mocionando imponer un paro general en contra de la implementación de la ley bases y la reforma laboral; enfrentando a la patronal en las fábricas contra las suspensiones y despidos; desorganizar al Estado con toma de edificios por la reincorporación de los despedidos y contra nuevos despidos. Es decir, confiar en nuestras propias fuerzas y nuestros métodos. Ninguna confianza en las instituciones del régimen burgués como es el parlamento, tenemos que derrotar la campaña de conciliación de clases que prepara el peronismo, con cambio de figura, para llevar a los trabajadores detrás del reforzamiento de un régimen podrido.

Ayer Milei demostró su gran debilidad con el operativo represivo que montó. Quedó en evidencia que no tiene base social para sostener su política de ajuste dictada por el FMI. Pero, en su desesperación, el gobierno va a apelar a más represión y persecución política, por eso, además de pelear por el desprocesamiento y caída de las causas que se abren a los luchadores, debemos plantear la necesidad de organizar la autodefensa obrera desde nuestros sindicatos, con total independencia de clase. No hay ley eterna, menos en una semi colonia como la nuestra, que desarrolla regímenes inestables por su relación con la clase obrera y el imperialismo. Ayer sí se firmó un pacto reaccionario entre la oposición burguesa y el gobierno, debemos organizar a nuestra clase con un programa transicional para crear las condiciones para la lucha por el poder.

 

Trabajadores Trotskistas

Corriente Obrera Revolucionaria

 

 

 

Publicado en TRCI-Web

El domingo 9 de junio finalizaron las elecciones al parlamento europeo, donde los sondeos previos daban un gran avance de la ultraderecha y derrota de los que se denominan el centro. Si bien la ultraderecha avanzó y consiguió hacer una muy buena elección en los principales países de la UE, como Francia, Alemania e Italia, no logró desbancar a las alianzas de centro del control del europarlamento.

Tendencias guerreristas

Esta elección se dio en medio de la guerra entre Rusia y Ucrania, donde los gobiernos imperialistas de la UE, en alianza con el imperialismo norteamericano mediante la OTAN, están apostando fuerte en la defensa de Ucrania y la derrota de Rusia. Además, están atravesadas por el genocidio de Israel en Palestina, que ha desarrollado un movimiento a favor de Palestina muy extendido en los países de la región. La extensión de este conflicto bélico ha puesto a los Estado miembro en preparación ante la posibilidad de la profundización de las tendencias guerreristas, como se ve con el aumento de los presupuestos militares y el restablecimiento del servicio militar obligatorio. Además, ha abierto un sinfín de contradicciones al interior de la Unión Europea, instancia supraestatal reaccionaria creada para asimilar a los ex Estados obreros, que hoy no sólo no puede cumplir su objetivo, sino que tiende a su disolución, ya que es utópica la unidad económica de sectores burgueses que compiten entre sí en el sistema capitalista.

Es esta contradicción en la génesis de la UE la que lleva a un avance de la ultraderecha, con posiciones más nacionalistas y proteccionistas, antiinmigrante. Pero, en los objetivos, no difieren tanto con los otros sectores referenciados el sueño de recrear un Estado de bienestar, ya que ambos intentan buscar la forma política de recuperar protagonismo en la arena mundial, no ser tan dependientes del imperialismo norteamericano y frenar el avance de China. Esto es algo que mantiene sin rumbo estratégico claro a las burguesías imperialistas europeas, dado el marco de descomposición capitalista, el peso de las fuerzas productivas chinas y la dependencia de recursos energéticos que les brindaba Rusia.

Un parlamento de cotillón

En este escenario, debemos contemplar los límites de estas elecciones, que eligen representantes para un parlamento cuyas decisiones no tienen ningún peso político en la dinámica de los miembros de la UE. La abstención fue muy fuerte, llegando en algunos lugares al 60%.  En realidad, los gobiernos lo toman como una encuesta para ver el grado de apoyo. En Francia, la derrota de los candidatos de Macron llevó al presidente a disolver la Asamblea Nacional y llamar a elecciones anticipadas, en una jugada para detener el avance de la ultraderecha reflejada en Le Pen y ante una abstención de las del 40%. El triunfo de Meloni en Italia no ha preocupado tanto, ya que esta mandataria está acordando en los trazos generales con las políticas de la UE. En Alemania, AfD quedó como segunda fuerza, superando por dos escaños a la socialdemocracia que hoy está al frente de la coalición de gobierno, pero los conservadores de CDU/CSU festejaron el relativamente buen desempeño de sus candidatos y ya piensan que lo pueden capitalizar mejor que AfD y fortalecerse en la política doméstica.

Una “euroizquierda” totalmente desdibujada

Fue sorprendente la política de la izquierda trotskista, que en su gran mayoría formó listas para participar del parlamento europeo, siendo una institución creada por la Unión Europea, un organismo supra estatal totalmente reaccionario, ante cuya formación los revolucionarios peleamos en su momento en contra y, después, contra su consolidación. Se ve una izquierda que está perdiendo el rumbo, como se expresa en la posición sobre la guerra en Rusia- Ucrania, algunos pro OTAN y otros apoyando a Putin y otros por una autodeterminación abstracta para no tomar posición. Tenemos que abrir un gran debate en el proletariado europeo sobre las tareas históricas que nos impone esta situación crítica. Para que pelee por parar la guerra y el genocidio en Palestina y enfrente a sus gobiernos, que son miembros de la OTAN. El rol del proletariado, actuando como clase independiente, es primordial para dar una salida internacionalista revolucionaria a la crisis. Es una tarea central derrotar al imperialismo y sus procesos de asimilación y unir al proletariado ucraniano y ruso en una guerra revolucionaria que derrote a la OTAN y el proceso de restauración capitalista de Zelensky y Putin.

Por una Conferencia Internacional de las corrientes revolucionarias

Nada bueno vendrá de estas elecciones del parlamento europeo, debemos luchar por los Estados Unidos Socialistas de Europa, que es la forma estatal de la dictadura del proletariado.

Llamamos a una Conferencia Internacional con las corrientes que aun levanten la necesidad de la dictadura del proletariado para discutir las directrices de la situación mundial y la política de los revolucionarios. Esta conferencia parte de la necesidad de reconstruir la IV Internacional y sus secciones nacionales.

 

COR Chile - LOI Brasil - COR Argentina

 

 

 

 

 

Lunes, 10 Junio 2024 20:44

A 6 meses del gobierno de Milei

Declaración conjunta COR-TT

Milei llega a sus primeros 6 meses de gobierno envuelto en una crisis política, social y en una estanflación que va directo a una depresión. El gobierno plantea que “lo peor ya pasó”, pero ese no es un mensaje para los miles de jubilados, cuyos salarios están por debajo de la línea de pobreza, ni para los miles de despedidos o suspendidos, a los que se le niega la comida, sino para los mercados que ya le están quitando el apoyo ante un escenario de ingobernabilidad.

La Ley bases, que es una ley antiobrera, está empantanada en el Senado y el miércoles 12/6, cuando se trate, movilizaremos a Congreso para que no salga. No nos movilizaremos porque tengamos confianza en que así lograremos conmover a la casta de senadores, como pretende la burocracia sindical de la CGT y CTAs, que no llamaron a paro para garantizar la masividad. Nos movilizaremos para expresar que somos un sector que impulsa la independencia de clase en contra de este gobierno y de los que defienden a este Estado burgués.

Milei dice que él “odia al Estado” y que es un “topo” que actúa por dentro para destruirlo. Él ama al Estado, a una de las variantes del Estado burgués, que hace años dejó de existir, que es el Estado del libre comercio. Hoy el capitalismo monopolista no se basa en la competencia ni en la libre iniciativa privada, sino en una dirección centralizada. Dentro del capitalismo existe lo que los marxistas denominamos “centralidad reaccionaria”, es decir, la acción del Estado para salvaguardar la propiedad privada de los medios de producción. Pero ese sueño de regresar a un Estado que sólo sea el garante de los negocios de los capitalistas también es un utopía reaccionaria.

El delirio de Milei que dice ser un “Terminator” capitalista que combate al Estado, en su versión del subdesarrollo, también encendió las alarmas de toda el ala de la oposición burguesa en el Parlamento. De hecho, están funcionando como una especie de régimen parlamentario (aunque inviable en una semicolonia), que se postulan como garantes de las instituciones y el Estado ante la crisis de gestión del gobierno de Milei (como se vio en la crisis de los alimentos). Por eso votaron una ley de movilidad previsionaly plantean avanzar en una ley de presupuesto para las universidades o para reponer el FONID, que les sacaron a los docentes. Es un intento burgués, ante la crisis terminal de la reforma constitucional del ‘94, de crear una oposición parlamentaria que garantice gobernabilidad, en caso de que la crisis se acelere, y para evitar a toda costa que sean los trabajadores organizados y con sus métodos los que resuelvan el dilema.

Por eso, mientras en el Parlamento deliberan y debaten cómo negociar los nichos de poder de sus verdaderos jefes, que son los grandes capitales internacionales y nacionales, nosotros debemos abrir un gran debate al interior de nuestra clase sobre cómo enfrentar la caída del salario, las suspensiones, los despidos y la pauperización de nuestras condiciones de vida. Pero la salida no es por el camino de confiar en el Parlamento ni en la oposición burguesa, sino confiando en nuestras propias fuerzas. Que hay fuerzas para enfrentar a este gobierno y sus aliados lo demostraron las movilizaciones masivas que se han venido haciendo estos meses, con los paros, la marcha universitaria, el enfrentamiento al protocolo de Bullrich, la lucha de los trabajadores estatales de Misiones, las luchas en el movimiento obrero industrial como el SUTNA y los trabajadores metalúrgicos, los piqueteros ante el ataque del gobierno y los jubilados plantándose firmes en el Congreso todos los miércoles. Para que esta dinámica no se diluya ni se desgaste, debemos organizarnos en las estructuras con objetivos a la altura de la situación convulsiva en nuestro país. Uno de los principales objetivos es recuperar nuestros sindicatos de manos de la burocracia sindical, que hoy se ubica, por un lado, como contención (el ala de Pablo Moyano y las CTAs) y, por otro, como los dialoguistas que negocian con las patronales y el gobierno sobre nuestras luchas. Hay muchos compañeros que se han destacado en las luchas en curso, un nuevo activismo que se está fogueando contra este gobierno y haciendo la experiencia con las instituciones burguesa y sus defensores; ellos son los posibles futuros delegados que deberán desbancar a la burocracia sindical. Tenemos que impulsar asambleas en los lugares de trabajo para enfrentar la ley bases e impulsar la lucha por aumentos salariales. Tenemos que preparar un Congreso de delegados de base con mandato, donde no sólo se expresen las luchas en curso, sino que se discuta un programa obrero de salida a la crisis e imponer un paro general para mostrarle al “topo del Estado” que nosotros somos los únicos que realmente luchamos por destruir al Estado burgués y organizar el trabajo sobre nuevas bases sociales. y, obviamente, mandar a este experimento anarcocapitalista al basurero de la historia.

Corriente Obrera Revolucionaria

Trabajadores Trotskistas

 

Desde la Corriente Obrera Revolucionaria (COR) y Trabajadores Trotskistas (TT) queremos enviar nuestra solidaridad con los compañeros del Partido Obrero y el Polo Obrero ante la persecusión por parte de gobierno de Milei y sus secuaces, que mediante los mecanismos de la justicia patronal prepara el terreno para el ataque directo hacia la izquierda y las organizaciones sociales. El reciente allanamiento del local central del PO, sumado al montaje llevado adelante por el gobierno para criminalizar a los dirigentes del Polo Obrero y otras organizaciones de desocupados, así como los delegados y trabajadores del SUTNA, muestran no solamente el carácter profundamente antiobrero y reaccionario del gobierno sino también la complicidad del resto de los partidos patronales, especialmente el peronismo. Ante esto sostenemos que todas las organizaciones de izquierda debemos rodear de solidaridad a los compañeros perseguidos y apelar a los únicos métodos para enfrentar a los capitalistas y sus representantes: los métodos obreros. 

Saludos revolucionarios 

COR-TT

En horas del mediodía de este martes 28 de mayo, la policía de Córdoba bajo órdenes del fiscal de Aragón allanó la sede de la seccional Río Cuarto de ATE y el domicilio del Secretario General del sindicato a nivel provincial, Federico Giuliani. Esto, luego de haber allanado el domicilio de los militantes de ATE Andrea Ferreyra y Carlos Rang la semana pasada en la misma ciudad. Y días después del despliegue represivo llevado a cabo por las fuerzas de seguridad contra la movilización para repudiar la presencia de Milei en la ciudad de Córdoba el 25 de Mayo, en el marco de la cuál se registraron 14 herido y fueron detenidas e imputadas las docentes Nora Reynoso y Huayra Luciana Morón. La Córdoba burguesa, que el 25 de Mayo celebró el pacto patronal entre Llaryora y Milei y la orientación abiertamente antiobrera de sus gobiernos, cuenta en la justicia cordobesa y la policía provincial con espadas que vienen utilizando para amedrentar a los luchadores, reprimir las luchas por salarios y contra los despidos y garantizar el plan de ataque dictado por el FMI.
El allanamiento de un local sindical es un hecho que escala el nivel de persecución contra nuestra clase, no lo podemos dejar pasar. El conjunto de las organizaciones obreras deben responder enérgicamente, no sólo pronunciándose en contra sino formulando un plan de lucha y un paro provincial para tirar abajo este plan nefasto que quieren imponer con represión. Es primordial organizarnos en las estructuras laborales, en las fábricas, en las escuelas y en las universidades para golpear a los capitalistas en la producción y desorganizar el aparato estatal. Impulsemos asambleas y un congreso de delegados de base con mandato para votar un programa obrero de salida a la crisis y organizar el paro provincial.

¡Fuera las manos del Estado y su justicia de nuestros sindicatos!

Desprocesamiento y/o absolución de los luchadores obreros y populares.

¡Paro provincial, ya!

COR - Regional Córdoba

Lunes, 27 Mayo 2024 21:25

La lucha en Misiones continúa

 

Después de varios días de acampe, cortes de ruta, marchas a la legislatura, escrache a la casa de Rovira y una movilización a Casa de Gobierno los docentes y trabajadores estatales están demostrando que ya no quieren seguir viviendo con salarios de miseria y condiciones de vida paupérrimas, mientras los pocos beneficiarios de las riquezas de Misiones se les burlan en la cara.

En las asambleas del acampe se puede ver el hartazgo con la situación provincial, que es subproducto de la política nacional del gobierno anti obrero de Milei. Passalacqua quiere emular a su nuevo jefe nacional Milei, profundizando el ajuste renovador de décadas en la provincia, para garantizar las ganancias de las grandes empresas instaladas en suelo misionero. Pero ha encontrado una resistencia muy importante de gran parte de los trabajadores estatales, con simpatía de un sector importante de la población trabajadora. Esta fortaleza en la lucha llevó a que la policía, de forma oportunista, se amotinara y también peleara por aumentar su precio para la represión. Hay que ser claros al señalar quiénes son los amigos de los luchadores y quiénes los enemigos: los policías no son trabajadores, son la fuerza auxiliar armada del Estado provincial, que cuida los intereses de las grandes empresas. Como lo dijo el delegado policial Amarilla en una de las asambleas del acampe de los docentes, ellos cumplen otra función en el Estado y negocian de otra forma con el gobierno y, en caso de que tengan que reprimir, le va a pesar en su conciencia, pero es su deber. Además de ir a la asamblea para buscar que no se radicalice, es decir, que no corten la ruta, intentó desmoralizarlos. Para "calmar la conciencia" del represor, y acompañar la tarea de desmoralización, está la Iglesia católica, gran empleadora de un sector importante de la docencia en el interior del país, y que como patronal también le interesa bajar la lucha docente.

El gobierno no sabe cómo cerrar el conflicto y está intentando o tratando de aislarlo con mesas de negociación con otros gremios de la CGT, inclusive con UDA, gremio docente que levantó el paro, para que no se extienda el conflicto salarial a otros sectores. Es nefasto el rol de la CGT provincial, que, en vez de llamar a un paro provincial, se entrega a los negociados de los socios de Rovira.

Hay rumores de que se estaría por abrir un canal de diálogo con los docentes. De ser cierto, no se debe levantar ninguna medida ni los cortes ni el acampe, para ir a esa negociación con los compañeros en las calles y luchando. Y ninguna negociación por zona o localidad, no se debe dividir la lucha. En el caso de que la posibilidad de negociar exista, es vital que las/os docentes en lucha discutan quiénes van a ser sus negociadores. No podemos permitir que negocien otros, cuando nosotros somos los que luchamos. Debemos impulsar la votación de delegados por escuela, con la moción de cortes de ruta, acampes y toma de edificios, independientemente del sindicato al que pertenezca o si es autoconvocado. Y esto para confluir en un plenario provincial de delegados de base con mandato que vote los delegados para la negociación o, en caso de que no haya ninguna propuesta, decida cómo seguimos la lucha hasta triunfar. En cada localidad en la que salieron a pelear por sus salarios, muchos compañeros se han destacado y han hecho la experiencia con la burocracia sindical, el gobierno y sus instituciones. Esos deben ser los compañeros/as que tomen la posta, ya que se ha llegado a esta situación no sólo por la complicidad del gobierno provincial y nacional, sino también por las traiciones de las distintas burocracias sindicales docentes, empezando por CTERA y sus representantes provinciales. Por esto, es fundamental que las seccionales y sindicatos docentes recuperados de todo el país organicen una reunión nacional para discutir cómo accionamos para que el conflicto triunfe.

· ¡Por el triunfo de la docencia misionera!

· Unidad y coordinación con las/os trabajadores de la salud que están realizando acciones también por aumento de salario.

· Ningún apoyo a la policía.

· Por un plenario provincial de delegados de base con mandato.

· Impulsemos el fondo de lucha del acampe en Posadas y preparemos el fondo de huelga para hacer frente a los descuentos que el gobierno ya liquidó

· ¡Derrotemos el ajuste de Passalacqua y Rovira!

· ¡Contra el ajuste antiobrero de Milei , el FMI y todos los gobernadores!

Desde el acampe docente de Posadas, COR y TT

27/5/24

 

 

 

 


Misiones está en crisis. A la potente recesión que sacude al país, destruyendo puestos de empleo, se suma el deterioro de los salarios que ya son de hambre por culpa de la devaluación y de una inflación que, aunque menor que durante la presidencia de Alberto Fernández, si se la ve acumulada mantiene altos niveles. A tal grado llegó la crisis que hasta la policía comenzó a protestar, copando el Comando Radioeléctrico (lo que visibilizó el conflicto) y los pequeños patrones yerbateros también se acercan a la policía para sumar sus reclamos contra el ingreso de la yerba mate del Brasil y Paraguay contra la que les cuesta competir.

Y todo esto ocurre a pesar que Rovira y Passalacqua sean parte de la “oposición dialoguista” del bloque Innovación Federal que rompió con Unión por la Patria y le votó la Ley Bases (y antes la Ley Ómnibus) al gobierno de Milei, por lo que recibieron hasta ahora 3000 millones de pesos en transferencias discrecionales de fondos nacionales. El ajuste anti-obrero de Rovira-Passalacqua es porque cumplen órdenes de Milei.

Pero esto no quiere decir que para resistir al ajuste hay que confiar en el kirchnerismo o en un peronismo más “duro”, porque mientras Rovira-Passalacqua aplican el ajuste desde la gobernación, el kirchnerismo que dirige los sindicatos estatales buscan por todos los medios terminar con la lucha firmando paritarias apenas por arriba de lo que la gobernación estuvo dispuesta a entregar en un primer momento (como UDPM y SIDEPP).

A todo esto el gobierno de Milei responde enviando un comité de crisis con gendarmes listos para la represión, que si todavía no entraron en acción es porque tienen miedo que se agrave la situación. Pero no hay que hacerse falsas ilusiones, por más que muchos lo votaron pensando que iba a honrar a quienes trabajan duro, si el gobierno de Milei responde enviando gendarmes contra la policía es porque para el resto de los trabajadores enviará lo mismo y peor.

Por todo esto, hay que tener en claro que sólo los trabajadores podrán salvar a los trabajadores, no hay que apoyar ni a los políticos patronales, ni a los pequeños patrones yerbateros, ni a la policía, por más que quieran endulzar oídos y decir que tengamos intereses comunes, los trabajadores solo terminarán poniéndose bajo sus órdenes si llegan a aliarse con cualquiera de ellos, porque ni los pequeños productores yerbateros están en contra de la reforma laboral esclavista ni la policía dudará en reprimirnos una vez acuerden su aumento salarial.

Entonces hay que coordinar entre todos los trabajadores de Misiones, docentes secundarios, universitarios, personal de salud, etc., para convocar a un gran plenario de delegados provincial de todos los trabajadores e imponer un plan de lucha que redoble las movilizaciones y los cortes en Ruta 12 y en el puente Garupá, hacia un gran paro provincial con movilización. Y advertimos, como revolucionarios, que, si los trabajadores no conquistan el poder y expropian a la burguesía, continuaremos padeciendo gobiernos patronales y ajustadores.

• ¡Por paritarias que iguales a la canasta familiar básica indexada mensualmente!
• ¡Ningún apoyo a la policía! ¡Por comisiones de auto-defensa contra la provocación y la represión!
• ¡Abajo Rovira-Passalacqua! ¡Ninguna confianza en los políticos patronales y sus proyectos esclavistas!
• ¡Por un gran congreso de delegados de base que imponga una huelga general hasta derrotar la reforma laboral y todos los planes de ajuste anti-obrero del gobierno libertario de Milei!  
 
Trabajadores Trotskistas
Corriente Obrera Revolucionaria
23/05/2024
Viernes, 24 Mayo 2024 15:06

Al Encuentro Nacional de Trabajadores

Al encuentro nacional de trabajadores:

Nos encontramos en una situación internacional signada por la continuidad de una crisis económica mundial, la guerra Rusia Ucrania y el genocidio en Palestina por parte del enclave de Israel. En nuestro país, estamos enfrentando a un gobierno aliado de forma directa al imperialismo que pretende imponer un ajuste brutal sobre los trabajadores y las masas.

Reagrupar a los sectores de vanguardia, a los sindicatos recuperados, a los delegados combativos y a sectores del movimiento piquetero que están sufriendo la persecución a sus organizaciones por parte del gobierno y la justicia es una tarea de mucha importancia para intentar actuar de forma común y avanzar en desarrollar la independencia de nuestra clase respecto de las variantes burguesas y pequeño burguesas, como el PJ, la burocracia sindical (que es un enemigo en nuestras filas) y toda la oposición patronal, para derrotar a este gobierno.

Proponemos al SUTNA, Ademys, a las juntas internas de estatales recuperadas, a las seccionales recuperadas de ferroviarios, a las seccionales de SUTEBA recuperados, a la UEPC Capital de Córdoba, entre otras, a llamar a un Congreso de delegados de base con mandato para abrir un gran proceso de deliberación al interior de nuestra clase y ubicarnos como una minoría activa en nuestros sindicatos o centrales para imponer un paro nacional de 36 horas. En lo inmediato, proponemos que para el día en que se trate la ley bases y el paquete fiscal, junto a todos estos sectores combativos se dé impulso a un paro en las estructuras en las que tengamos responsabilidad de dirección, con piquetes y tomas de edificios y una gran movilización para derrotar este ajuste anti obrero. Para ese día, la burocracia sólo anuncia una movilización, pero no un paro. Hagamos una campaña de solidaridad activa para que triunfe la lucha del SUTNA en contra de los despidos, las luchas en las metalúrgicas de país contra los despidos como el caso de la lucha de WEG en Córdoba. Impulsemos un Congreso de delegados de base con mandato para reforzar las tareas de recuperar los sindicatos de la burocracia sindical. Que ahí se vote un plan de lucha a partir del cual empezar a movilizar y organizar al movimiento obrero. Los sindicatos deben empezar a organizar a los compañeros despedidos ante la ola de despidos que está empezando.Tenemos que levantar la necesidad de un programa transicional que prepare las condiciones para la lucha por el poder: ante la desorganización económica, ocupación de las fábricas y edificios estatales; control obrero de ramas de producción; escala móvil de salarios y horas de trabajo. Estos elementos del programa transicional requieren que no sólo recuperemos los sindicatos, sino que pongamos en pie un partido revolucionario para centralizar las tareas en el camino de una revolución obrera y socialista y un gobierno obrero.

• ¡Abajo la ley bases, el paquete fiscal, la reforma laboral y el DNU!

• ¡Por el triunfo de la lucha en Misiones y de todas las luchas en curso!

• Impongamos un paro nacional de 36hs. para derrotar el ajuste del FMI, Milei y sus aliados.

 

 

24/05/2024

Trabajadores Trotskistas 

Corriente Obrera Revolucionaria 

 

La contraofensiva que fracasó en Ucrania y el avance de Rusia en el territorio están complicando los objetivos de la OTAN, que no logra que el ejército ucraniano mantenga las posiciones, lo cual dificulta una salida negociada con Putin. Esto plantea que el imperialismo baraje distintas hipótesis del desarrollo del conflicto. La OTAN está discutiendo una intervención más abierta, no sólo enviando armas, sino ejércitos regulares al territorio para reforzar y apuntalar una posible desbandada del ejército ucraniano, que no logra reponer sus bajas. Es claro que la prolongación de la guerra ha sumido al gobierno de Zelensky en una crisis política importante.

Por su parte, Rusia refuerza sus alianzas, centralmente con China, y si bien por ahora respeta las “líneas rojas” en el territorio, está asediando a Kharkiv, segunda ciudad en importancia de Ucrania. Algunos analistas sostienen que este asedio es un movimiento táctico para dividir aún más las fuerzas ucranianas.

Tendencias guerreristas en ascenso

La guerra en Rusia y Ucrania está entrando en un territorio de guerra más abierta entre la OTAN y Rusia, lo que daría un salto en calidad con derivaciones bélicas de carácter mundial. Por eso, es importantísimo para el imperialismo norteamericano darle una salida diplomática al enfrentamiento en Palestina, ya que este genocidio está generando un gran repudio a nivel mundial, centralmente de la juventud. Este cuestionamiento le impide al imperialismo consolidar una base social que le permita una intervención más directa en el proceso de asimilación de los ex Estados obreros, como Rusia.

En este escenario los trabajadores debemos intervenir de forma independiente. Las guerras que plantean el imperialismo, sus agentes y la burocracia de los ex Estados obreros no son nuestras guerras y debemos parar esta política guerrerista con los métodos de la clase obrera. Tenemos que organizarnos para derrotar a sus gobiernos en esos países, expulsarlos con una lucha antiimperialista de las semicolonias y derrotar a las burocracias restauracionistas, que son agentes del imperialismo en los ex Estados obreros en proceso de asimilación. Estas son las tareas que se desprenden de la situación internacional y son tareas histórica que no conocen analogías, ya que estamos frente a una guerra entre dos ex Estados obreros, como Rusia y Ucrania, y a un proceso de asimilación en China. Los restauradores del capitalismo aun no logran conformarse como clase y están en una indefinición en cuando a qué tipo de Estado se dará como resultado si triunfa esta transición al capitalismo.

Estamos atravesando una etapa signada por la descomposición del imperialismo, de sus formas de dominación, como los Estados burgueses, y a una crisis histórica en la relación entre capital y trabajo. Nunca en la historia estuvieron estos elementos en la arena de la lucha de clases. Lo que sí es una constante en cada uno de estos fenómenos es la preeminencia del sistema capitalista y sus leyes. Este sistema y sus leyes fueron puestos en cuestión en los procesos revolucionarios, procesos que dejaron importantes lecciones: se puede superar al capitalismo y desarrollar procesos transicionales hacia el socialismo. La subsistencia del capitalismo en su agonía también plantea la existencia del proletariado como su sepulturero. El capitalismo es consciente de esta amenaza y por eso, aun en su profunda crisis, no se va a retirar sin dar pelea y, en su ocaso, también intentará llevar a nuestra clase a la barbarie.

Por la reconstrucción de la IV Internacional

Los procesos de guerra más generalizados aceleran los tiempos para desarrollar el internacionalismo proletario, por lo que la tarea de primer orden es reconstruir la IV Internacional y sus secciones nacionales. Esta dirección debe dar las directrices al proletariado norteamericano para que pare la industria bélica de su país y destruya la alianza imperialista con Israel, que se una a las manifestaciones universitarias contra el genocidio en Palestina y las dirija, llamando a la clase obrera de Medio Oriente a enfrentar a sus burguesías que obstaculizan también la lucha por la destrucción del enclave sionista. También para que el proletariado chino se levante contra la burocracia del PC, detenga el envió de armamento a Rusia y llame al proletariado ruso y ucraniano a una guerra revolucionaria contra sus gobiernos restauracionistas para derrotar de forma revolucionaria el proceso de asimilación.

Reiteramos nuestro llamado a las corrientes revolucionarias que defienden el programa de la dictadura del proletariado a organizar una Conferencia Internacional cuyo objetivo sea sentar las bases para la reconstrucción de la Cuarta Internacional. Reconstruir la Cuarta Internacional es darle una dirección a la tarea de establecer la dictadura del proletariado internacional, es proveer a los trabajadores del mundo de una herramienta revolucionaria y de un programa antagónico al capitalismo, que lo único que nos ofrece es guerra y más miseria.

 

 

 

El día viernes 17 de mayo, en la Ciudad de Río Cuarto, los compañeros Andrea Ferreyra, delegada de ATE por el Nuevo Hospital San Antonio de Padua, y Carlos Rang, delegado despedido del INAFCI (Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena), además docente de la Universidad de Río Cuarto y miembro del CDP – ATE Córdoba, sufrieron un allanamiento en su domicilio particular a cargo de la policía federal por orden del juez Carlos Ochoa. La justicia no ha aclarado los motivos de su accionar, pero se enmarca en la campaña de denuncia de los compañeros y sus organizaciones de la realización (frustrada) del Pacto de Mayo en nuestra provincia, un día después de un escrache de ATE a la Fundación Mediterránea y en el marco de una campaña orquestada por Milei y su gobierno contra los movimientos sociales para criminalizar a quienes se organizan para enfrentar su plan.

Este repudiable accionar de la justicia burguesa, se explica únicamente como persecución y amedrentamiento a activistas, dirigentes y militantes que vienen enfrentando el feroz ataque del Estado nacional, provincial y municipal, que ya dejó a miles de trabajadores estatales en la calle.
Otro caso intolerable de persecución política tuvo lugar el pasado 13 de mayo con el allanamiento a las organizaciones piqueteras en la provincia de Buenos Aires. A esto debemos sumar las persecuciones a repetición que se dan en nuestra provincia a manos de la justicia adicta al gobierno del peronismo y sus aliados, hoy encabezado por Llaryora y ayer por Schiaretti: 27 estudiantes judicializados por luchar, delegados y trabajadores del Molino Minetti condenados, dirigentes piqueteros elevados a juicio, junto al Secretario General de ATE Giuliani y al delegado Ricardo Barrionuevo del Hospital Tránsito Cáceres, por nombrar los casos más notorios.  

La aceleración de la crisis y el avance de un gobierno cipayo del imperialismo yankee, nos obliga a organizar el enfrentamiento, confiar en nuestras propias fuerzas y ubicarnos como dirección alternativa ante la desorganización de la economía, la crisis política y social que estamos viviendo.

Debe saber el gobierno, la justicia y las patronales que no vamos a dejar pasar este ataque. Es primordial organizarnos en las estructuras laborales, en las fábricas, en las escuelas y en las universidades para golpear a los capitalistas en la producción y desorganizar el aparato estatal.

Desde la Corriente Obrera Revolucionaria (COR) nos solidarizamos y nos ponemos a disposición de la compañera Ferreyra y del compañero Rang para impulsar las acciones y medidas que se definan para frenar esta persecución. Basta de ataques a los luchadores obreros y populares. Basta de represión. Por el derecho a huelga. Por un paro provincial, ya!

Página 1 de 36

Please publish modules in offcanvas position.