COR logo

Desde la COR, Corriente Obrera Revolucionaria, repudiamos la persecución que está llevando adelante el Estado y sus instituciones con la imputación de 11 compañeros y compañeras y la amenazas de 18 nuevas imputaciones por el supuesto delito de “usurpación”. Luego de una enorme lucha universitaria por el salario y contra el recorte del presupuesto, la respuesta es criminalizar los métodos de lucha como las tomas y a sus protagonistas. Intentan disciplinar y dar lecciones ejemplificadoras al conjunto de activistas que osamos cuestionar su orden y sus planes de ajuste.  
Esta ofensiva del gobierno y la justicia, avalada por las autoridades universitarias, merece una enérgica respuesta. Las conducciones sindicales se han limitado a un tibio pronunciamiento por la persecución, mientras que los centros de estudiante se han llamado al silencio y no han movido un dedo para enfrentar el ataque. Esta situación hace patente el escollo que significan estas direcciones de conciliación de clase al frente de nuestras herramientas de lucha. Se hace urgente poner en pie una corriente revolucionaria docente, no-docente, estudiantil con libertad de tendencias que se proponga recuperar estas organizaciones, luchar contra la educación burguesa y unificar la lucha educativa a la pelea de los sindicatos industriales y de los grandes servicios por una salida obrera a la crisis. Desde la COR no escatimaremos esfuerzos en dar esta pelea.
Llamamos a participar activamente de la concentración  votada  para el día Martes 16/10 a las 8:30 frente a Tribunales Federales, Av. Concepción Arenal 698, en repudio a la criminalizacion de la protesta y para acompañar a los compañeros citados a declarar. Proponemos una gran campaña nacional por el desprocesamiento de los trabajadores y estudiantes en lucha.

¡NO A LA CRIMINALIZACION DE LA PROTESTA!
¡ENFRENTEMOS EL AJUSTE DE MACRI, LOS GOBERNADORES Y EL FMI!
MARTES 16/10 A LAS 08:30 PARTICIPEMOS ACTIVAMENTE DE LA CONCENTRACIÓN FRENTE A TRIBUNALES FEDERALES.

COR
Corriente Obrera Revolucionaria
Regional Córdoba

Publicado en Córdoba

por Rama Universitaria de la COR - Córdoba

La lucha de los docentes universitarios comenzó a principios de febrero en rechazo al aumento salarial del 15% ofrecido por el gobierno nacional. Ante la negativa de mejorar la miserable oferta, los docentes profundizaron las medidas con el no inicio del segundo cuatrimestre y en consecuencia mantuvieron un paro por 5 semanas consecutivas hasta que las conducciones K traicionaran; tal es el caso de la CONADU que aceptó el 15% más dos sumas en negro.
El acuerdo de Macri y el FMI tiene como blanco directo a los trabajadores y a la juventud y empujó  a miles de estudiantes en todo el país a hacer suyo el reclamo contra del desfinanciamiento educativo y por el aumento del salario docente. En la UNC, el 15-08 se tomó el pabellón CePIA – facultad de Artes- y desde allí se replicaron las tomas en otras facultades cuestionando a Hugo Juri -rector de la UNC y presidente del CIN- y los decanos como principales aplicadores del ajuste.
Cuando las federaciones docentes dieron por terminada la pelea salarial, a pesar de que la base docente pretendía continuar con la pelea, las tomas en la UNC se mantuvieron. Alentados por la izquierda, los estudiantes continuaron su lucha levantando un pliego de reivindicaciones propio, es decir, un pliego meramente estudiantil. Desde la COR alertamos del límite que tiene tal pliego ya que, ante la profundización de la crisis y la carestía de la vida, el sistema educativo tiende a no garantizar la permanencia de los compañeros en las aulas y a su vez niega el ingreso masivo de trabajadores a la educación, demostrando el verdadero carácter de clase, burgués, de la universidad.
Entendemos que los compañeros que estaban haciendo su primera experiencia pudieran honestamente tener expectativas en que levantando un pliego de reivindicaciones estudiantil podrían obtener alguna que otra reforma; pero de lo que deben estar seguros es que no hay posibilidad de reformas en la época actual, y aunque así fuese no cuestionaría el carácter de clase de la educación capitalista que año tras año deja a cientos de trabajadores y sus hijos sin la posibilidad del acceso a la educación. Otro peligro que se corre es terminar en los estrechos márgenes de las reaccionarias instituciones del régimen universitario tales como los consejos directivos o el consejo superior, llevándonos a caminos sin salida.
En ese punto queremos detenernos, ya que la “izquierda universitaria” con la inmediatez programática que la caracteriza y en consecuencia para poder rotular de “triunfo” la lucha estudiantil es que levantaron líneas políticas que les permitiera dialogar con las autoridades para obtener una “mesa de diálogo”, convirtiéndose en los mediadores entre los estudiantes y el régimen universitario. Claro que fueron las autoridades las que en las últimas 72 hrs de la toma manejaron los tiempos y los temarios de las asambleas interfacultades alrededor de otorgar la “mesa de trabajo” bajo la condición de levantar la toma del Pabellón Argentina.
No podemos negar la predisposición a la lucha que tuvieron muchos compañeros para enfrentar a las autoridades y sus aliados de la Franja Morada, la Bisagra, la gremial San Martín y el ADIUC, pese a los intentos de desalojo, de desprestigio con campañas de moralina pequeñoburguesa en los medios y la propaganda anti-lucha que agitaban en los cursos. Y es a esos compañeros/as que nos dirigimos para juntos sacar lecciones de esa lucha y discutir que tareas tenemos planteadas de ahora en adelante.

TAREAS PARA  EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y LA JUVENTUD TRABAJADORA
La pelea que tenemos planteada es enfrentar el plan de ajuste de Macri y los gobernadores dictado por el FMI. Esto se traduce en las UUNN en recortes presupuestarios, profundización de la tercerización y la precariedad laboral de los trabajadores; mayor injerencia del Banco Mundial en los planes de estudios, trabajo gratuito a través del voluntariado universitario, además de los negocios de los decanos mediante las UVT -Unidades de Vinculación Tecnológica- que realizan acuerdos con empresas ligadas al capital imperialista.
La crisis capitalista en curso nos plantea luchar de forma decidida junto a la clase obrera, para dar por tierra con la universidad capitalista, cuestionando el carácter de clase de la educación burguesa, enfrentando las restricciones al acceso masivo de los trabajadores y sus hijos a las escuelas y universidades; imponiendo el triple turno de cursado, conquistando las 4 horas de estudio por 4 horas de trabajo pagadas por las patronales. Todo esto estrechamente relacionado con la recuperación de los sindicatos por parte de los trabajadores de la mano de la burocracia sindical para imponer las escalas móviles de salario y horas de trabajo y el control obrero de la producción.

RECUPERAR NUESTRAS ORGANIZACIONES
PONER EN PIE EL CUERPO DE DELEGADOS MANDATADOS
Poner en pie el cuerpo de delegados, mandatados por curso, como forma de organizar la base estudiantil para recuperar los centros de estudiantes y la FUC de manos de las corrientes de conciliación de clases es una tarea ineludible si consideramos que los centros de estudiantes deben ser herramientas de lucha que peleen junto a la clase obrera contra las políticas de ajuste de Macri y el FMI.
En los cursos es donde nos encontraremos con compañeros aliados para profundizar sobre los métodos para recuperar los centros de estudiantes y constituirlos en organizaciones de lucha contra la educación burguesa y en aliados incondicionales de los sindicatos en lucha contra el Estado burgués.

ABAJO LA EDUCACIÓN BURGUESA Y SU RÉGIMEN UNIVERSITARIO
POR UN GOBIERNO DE LOS SINDICATOS Y LAS ORGANIZACIONES ESTUDIANTILES
La intervención de los revolucionarios en la universidad nada tiene que ver con la defensa de la educación pública y gratuita, sino más bien levantar un programa revolucionario que cuestione el carácter de clase de la educación y no alimentar la ilusión de que se trata de un “servicio público” neutral. La “izquierda universitaria”, tanto el PO, el Nuevo Mas, el PTS e IS, alientan a la vanguardia estudiantil en la defensa de lo público versus lo privado como si la educación pública pudiese garantizar a la clase obrera y las masas empobrecida de disfrutar en mayor o menor medida del sistema educativo.  El estado burgués y su sistema educativo de conjunto nos preparan para cumplir con las tareas que nos asigna, en la división capitalista del trabajo, la burguesía.
Mientras las universidades sigan atadas al Estado burgués y a los intereses de la clase capitalista los recambios en el gobierno universitario y sus formas de elección no cambiará ni cuestionará en nada los intereses que sigue defendiendo. Para enfrentar el régimen universitario y sus intereses debemos recuperar nuestras organizaciones estudiantiles y sindicales desbancando a las agrupaciones de conciliación de clases y a la burocracia sindical destruyendo el actual gobierno de la universidad para reemplazarlo por el gobierno de los sindicatos y las organizaciones estudiantiles defendiendo otro interés de clase; el de la clase obrera.
Por eso los revolucionarios sostenemos que la tarea fundamental de los sectores de vanguardia del movimiento estudiantil que se han fogueado en esta lucha contra el plan de ajuste de Macri y el FMI debemos pelear por demoler la pretendida neutralidad de este aparato, desnudando los estrechos vínculos con el Estado burgués y el imperialismo.
Desde la COR llamamos a los compañeros más decididos y combativos a debatir la crisis internacional y nacional y qué lucha política debemos dar en el seno de la vanguardia para clarificar la pelea común contra la burguesía, sus partidos e instituciones. Llamamos a poner en pie una Corriente Revolucionaria docente, no docente, estudiantil, con libertad de tendencias, que se propongan recuperar los sindicatos universitarios y las organizaciones estudiantiles para dotar estas organizaciones de un programa revolucionario.

Publicado en Córdoba

Please publish modules in offcanvas position.