COR logo

Miércoles, 27 Febrero 2019 22:20

La Universidad de la crisis y el ajuste

Desde mayo del año pasado, el FMI gobierna nuestro país. Macri es un simple administrador del ajuste. Hemos visto las consecuencias desastrosas de esto: aumento de las tarifas, despidos, suspensiones, aumento de la precarización laboral, paritarias a la baja, aumento de la represión, etc. En este año electoral, el FMI se viene reuniendo con todos los sectores patronales opositores en campaña (PJ, Kirchnerismo, y hasta la burocracia sindical) para garantizar que sean las instituciones burguesas las que contenga la bronca que genera el ajuste. Es criminal llevar a confiar a la clase obrera y la juventud que pude haber una salida por medio de las urnas y el parlamento. Es necesario organizarnos desde ahora en los lugares de trabajo y de estudio para enfrentar el plan de Macri y el imperialismo.

En materia de educación, el ataque no se ha hecho esperar. El Ministerio de Educación ya ha lanzado su primera provocación del año para el sector de docentes universitarios otorgando de manera unilateral un 9% de aumento en dos veces y en negro, desconociendo las cláusulas de revisión que se firmaron el año pasado. En el sector No Docente, la federación FATUN ha cerrado nuevamente un acuerdo salarial no solo paupérrimo sino con sumas en negro. La ADIUC (sindicato docente de Córdoba adherido a la federación universitaria CONADU) se ha adherido al paro nacional del 6 y 7 de marzo, y amenaza con continuar con las acciones si no se mejora la oferta salarial.

 

Organizarnos para luchar

 

Venimos de la gran lucha universitaria de 2018, que tuvo uno de sus focos en Córdoba. La intransigencia patronal del gobierno fue enfrentada con semanas de paro y la toma de facultades y del Pabellón Argentina. Si bien la burocracia sindical K de la CONADU y el ADIUC terminaron cerrando un acuerdo aceptando un miserable 15% más 2 sumas en negro y las cláusulas de revisión, la bronca y la disposición a la lucha fueron innegables y se expresaron de forma masiva. Hoy, debemos prepararnos para conflictos aún más duros, dadas las restricciones presupuestarias que impone el pacto de vasallaje del gobierno con el FMI.

Es una tarea fundamental de los sectores que nos reivindicamos combativos discutir un programa que nos permitan superar a las direcciones que intentan llevarnos detrás de uno u otro bando burgués mientras dejan correr el ajuste. Hay que desnudar el carácter de clases que tienen la educación. La consigna de “defensa de la educación pública” encubre el verdadero carácter de clase que tiene la educación: burguesa. Enfrentar el ajuste en educación no puede ir desligado de discutir quien tiene que dirigir la educación. Las salidas democráticas que nos dicen que con más estudiantes en los órganos de co-gobierno podríamos tener la educación que queremos embellecen las instituciones del régimen universitario que no son más que las correas de transmisión de los planes del FMI para la educación. Desde la COR, peleamos por una Universidad dirigida por los sindicatos y las organizaciones estudiantiles, sobre la destrucción de los consejos reaccionarios, para ponerla al servicio de la lucha de la clase obrera, por la revolución socialista, única salida a la decadencia económica y social en que nos tiene sumidos el imperialismo.

Como primer paso, los estudiantes tenemos que tomar el apoyo y la defensa del paro docente de los días 6 y 7 de marzo, imponiendo de inmediato a los centros de estudiantes dirigidos por corrientes pro patronales como La Bisagra (K-PJ) y Franja Morada (UCR-Cambiemos) la convocatoria a asambleas generales e impulsar asambleas interclaustros junto a los trabajadores para definir un plan de lucha a la altura del ataque. Impulsemos asambleas de curso y comisiones desde el cursillo de ingreso, para fortalecer la organización, debatir las perspectivas y preparar la lucha. Nos tenemos que organizar desde ahora poniendo en pie el cuerpo de delegados mandatados por curso, como forma de organizar la base estudiantil para recuperar los centros de estudiantes y la FUC.

 

Un programa para vencer

 

Debemos tener en claro los objetivos de la lucha, para no quedar entrampados en las peleas por “pequeñas reformas” que tanto gustan a quienes desean vernos postrados ante las instituciones de la burguesía (consejos, parlamentos, justicia).

El salario igual a la canasta básica familiar para el cargo inicial de docentes y no docentes y el pase a planta o titularización de todos los trabajadores precarizados deben ser puntos centrales. También peleamos contra la precarización laboral de la juventud, alentada desde el rectorado y el gobierno provincial, con sus planes como el “voluntariado” de Juri o el PPP de Schiaretti, y por las empresas de la “nueva economía” como las plataformas de delivery, máximos exponentes de la precarización laboral. Que los centros de estudiantes empadronen a todos los estudiantes que trabajan y estudian, y a partir de ahí busquemos acuerdo con los sindicatos de cada rama para luchar en común por el pase a convenio de los compañeros, el salario, y demás reivindicaciones de la juventud trabajadora.

¡Que abran las escuelas y las universidades! Abajo el cupo en medicina y toda restricción académica o económica al ingreso y permanencia. Por el triple turno de cursado e imponer a las patronales las 4 horas de estudio pagas cada 4 horas de trabajo, para que puedan estudiar los trabajadores.

Tras la lucha del año pasado, la justicia imputó a compañeros estudiantes y una docente por la toma del Pabellón Argentina, y en la UNRN las autoridades sancionan también a docentes y estudiantes por luchar. Pretenden amedrentarnos con este accionar represivo. Debemos responder peleando por imponer que se dejen sin efecto estas imputaciones y sanciones.

Venezuela es el ejemplo descarnado de hasta dónde está dispuesto a llegar el imperialismo para recuperar su patio trasero. En una nueva ofensiva por ver quien se adueña de los cuantiosos recursos de la región han diseñado todo un paquete de medidas para atacar a los trabajadores y la juventud y hacernos pagar su crisis. A través gobiernos más directamente alineados al amo yanqui, están siendo aplicados los paquetes de reformas laborales, previsionales y fiscales, educativas y de salud, entre otras. Es evidente el carácter internacional de la lucha planteada, por lo que es necesario crear la Secretaría de Relaciones Internacionales en cada centro de estudiantes y en la federación (FUC), para buscar lazos con organizaciones estudiantiles y obreras, empezando por América Latina, para desarrollar una potente unidad en la lucha antiimperialista.

Se hace imperiosa una salida de independencia de clase. Desde la COR levantamos la necesidad de poner pie una Corriente Revolucionaria docente, no-docente, estudiantil con libertad de tendencias que se proponga recuperar nuestras organizaciones, luchar contra la educación burguesa y unificar la lucha educativa a la pelea de los sindicatos industriales y de los grandes servicios por una salida obrera a la crisis.

 

¡Este 6 y 7 de marzo, apoyemos activamente el paro docente!

 

¡Organicemos los cuerpos de delegados impulsando asambleas en los cursos y las comisiones del cursillo de ingreso!

_____________________________________________________________________________________________

 

¡Paso a la mujer trabajadora!

 

Este 8 de marzo, levantemos las banderas de la lucha por los derechos de la mujer trabajadora. Las organizaciones de mujeres como el “ni una menos” están llamando a un paro solo de mujeres, dividiendo a la clase obrera por géneros, promoviendo la idea de que la opresión de la mujer es producto de causas “culturales”, unificando los intereses de las mujeres proletarias y las mujeres explotadoras y llevándonos a una pelea por exigencias al Estado. El 8 de marzo debe convertirse en una gran jornada de lucha donde el conjunto de los sindicatos llame al paro del conjunto de los trabajadores levantando las reivindicaciones específicas de las mujeres trabajadoras (igual salario a igual trabajo, reconocimiento del día femenino, guarderías y comedores para acabar con la esclavitud doméstica, etc.), uniéndolas a la pelea por enfrentar el ajuste. La lucha por los derechos de la mujer trabajadora solo puede estar ligada a la lucha revolucionaria que ataque de raíz las actuales relaciones sociales de opresión y explotación del capitalismo.

 

Publicado en Córdoba

Please publish modules in offcanvas position.