COR logo

Mostrando articulos por etiqueta: Ferroviarios

          La paz social que los sindicatos ferroviarios mantienen con el gobierno de Fernández tuvo un quiebre parcial el pasado 29 de marzo cuando La Fraternidad (sindicato que agrupa a los maquinistas, ayudantes y motormen) realizó un paro nacional. La medida estuvo motivada por el rechazo a la suspensión vía judicial del ramal de pasajeros Constitución - Bahía Blanca.

          La justicia federal de Azul, a cargo del juez Gabriel Di Giulio, había dictado una cautelar luego del descarrilo de una formación por mal estado de vías, el pasado 8 de marzo, y que causó heridas leves a una veintena de pasajeros. El juez exigió a Ferroexpreso Pampeano (grupo Techint), la concesionaria privada responsable de mantener las vías, y a Trenes Argentinos, la operadora estatal del ramal de pasajeros, un “relevamiento e inspección del ramal completo, que detalle el estado de las vías”, actualizado, y donde “deberán informar al Juzgado cuáles son las medidas de seguridad que se adoptarán para garantizar la seguridad de los pasajeros y personal ferroviario y remitir el plan de implementación con detalle de metas y en su caso de plazos”. Maturano denunció que detrás de esta medida judicial estaba el lobby del transporte automotor de ómnibus para buscar cerrar el ramal, con la consecuencia de pérdida de puestos de trabajo. Sostuvo, que la intromisión judicial era impertinente, y que la función de control correspondía a la CNRT y al ministerio de transporte.

          El paro no fue para nada del agrado del gobierno. Sobre todo, porque una medida de esta índole conlleva poner sobre la mesa el arma de la huelga ante un sector de masas en momentos en que el gobierno busca establecer un acuerdo social tripartito, empresas, sindicatos y estado de cara al FMI, para aplicar el ajuste comprometido. Podemos decir que este ha sido el aspecto más progresivo de la medida del sindicato de los maquinistas, no así su programa, basado en confiar en los “controles” del estado sobre las empresas concesionarias privadas y las estatales. La medida de fuerza duró menos de medio día, aunque llegó a paralizar todos los trenes del país, y luego fue levantada por una “conciliación obligatoria” y tras “una reunión con el ministerio de transporte”. Todo esto, sin discusión ni resolución de asambleas con los trabajadores, como acostumbra la burocracia sindical.

          Sergio Sasia, que dirige la Unión Ferroviaria, el gremio más numeroso del ferrocarril, carnereó. Es que Sasia, el más conciliador de los burócratas sindicales, ahora al frente de la CATT tras el acuerdo con el moyanismo, es parte de los interlocutores del gobierno para capear la crisis y se postula para integrar las mesas técnicas tripartitas estado-empresarios-sindicatos pos acuerdo con el FMI, por supuesto, para avanzar con la modificación de los convenios y la flexibilización laboral como ya hizo con el marcrismo en la rama ferroviaria (convenio Unión Ferroviaria, 2018).

          La burocracia fraternal también ha tomado la acción sindical del 29/3 para hacer una demostración de fuerzas y poder de fuego de paralizar el transporte ferroviario, luego de su (auto)exclusión de la CATT. Maturano lidera el grupo de gremios del transporte disidentes del armado de Sasia-Moyano-Biró. Junto a la UTA, los sindicatos barrionuevistas (con el sindicato de Estaciones de Servicios, que tiene al frente a Acuña uno de los triuviros cegetistas), Carga y Descarga (Mercado Libre), Señaleros Ferroviarios, entre otros, han reflotado sello de la UGATT, una central paralela a la CATT, para mantener un lugar directo en la mesa, con el gobierno, las cámaras patronales y prestar y cotizar sus “servicios” tan caros en tiempos crisis.

          Al cierre de esta edición, el 22/4, luego de 45 días de interrupción, se restableció el servicio de Pasajeros Constitución-Bahía Blanca. Atendiendo a las precauciones en la circulación que debió establecer Ferro Expreso Pampeano por el fallo judicial, y en reconocimiento q la falta de mantenimiento de vías, para recorrer los 700 Kilómetros del trayecto el servicio demoró más 18 horas, casi 5 horas mas de las que tardaba antes del descarrilamiento en Olavarría (12 horas). Un trayecto que en 1940 se hacía en solo 7 horas. La empresa, cómo siempre hacen las patronales, había culpado al maquinista por exceso de velocidad, es decir, por "falla humana". Y desde el estado Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, dijeron que descarriló por "exceso de lluvias".

          Sin dudas, se ha puesto sobre el tapete la crisis que sigue teniendo el sistema ferroviario, y los cortocircuitos en el marco de esta decadencia, que involucra a las patronales del transporte automotor por una mayor rentabilidad y mercado (en contra de la tarifa subsidiada del ferrocarril), las concesionarias privadas y empresas estatales ferroviarias, a la burocracia estatal (gobierno y justicia) y burócratas sindicales. A 10 años de la masacre de Once, más allá de algunas compras de material rodante chino y renovación parcial de vías de trenes de pasajeros metropolitanos del AMBA, la recuperación de la administración estatal de la mayoría de la red, la infraestructura ferroviaria nacional de conjunto, incluido el estado de vías, sigue en emergencia. Los descarrilos en los trenes, mayormente de cargas, son diarios. Y no solo en las concesionarias como Ferroexpreso sino en las estatales Trenes Argentinos Cargas (Belgrano, San Martin, Urquiza).

          Todo esto además entrará aún más en un cuello de botella con el ajuste presupuestario que plantea en subsidios el FMI, lo que prepara tarifazos, mayor precarización laboral y tercerización, y el continuo ataque a los salarios. Ni Maturano ni Sasia tampoco defienden los puestos de trabajo, como ya lo demostraron con el gobierno de Macri, ambos permitiendo el cierre de ramales (como Ferrobaires) y miles de despidos en todo el país sin mover un dedo. En cuanto al estado general del ferrocarril, primeramente, hacen falta inversiones, pero sobre todo la incorporación de miles de trabajadores, para combatir la falta de mantenimiento y mejorar las vías existentes, señalamiento, etc., y reabrir ramales cerrados.

          La confianza en el estado y los organismos de control estatal, el banque a las patronales es el programa de la burocracia ferroviaria, que ha llevado calamitoso estado actual, a la masacre de Once, a la desidia patronal y al continuo ajuste sobre los trabajadores. El único programa progresivo ante la crisis del sistema, que se profundiza, es el control obrero del ferrocarril. Se abre la discusión paritaria, y en la misma, hay que exigir asambleas y pelear por no pagar el ajuste, por un plan de lucha unitario de todos los ferroviarios, por el salario iguala la canasta familiar para la categoría más baja indexado a la inflación, por incorporación de los desocupados al trabajo pagados por las empresas para mantener y mejorar el estado de vías, por el pase a planta de los tercerizados. Fortalezcamos una oposición sindical revolucionaria en el ferrocarril y el transporte con un programa obrero.

 

* Por Ferroviarios de la COR 

Publicado en Nacionales

Por Ferroviarios de la COR

El 17 de diciembre son las elecciones generales y ejecutivas de la Unión Ferroviaria. Elecciones pospuestas mancomunadamente entre el gobierno, los empresarios y la burocracia sindical durante toda la pandemia. No podían permitir que se expresara la bronca de miles de trabajadores que nos expusimos al virus, nos atacaron en las condiciones laborales, mientras la burocracia estaba en casa.

El Secretario General de la UF, Sergio Sasia, acordó con Moyano, su llegada a la dirección de la CATT y posicionarse en la CGT. Entre traidores se entienden. En ese marco, el oficialismo quiso instalar la idea de que ya no había oposición en el ferrocarril, montando para eso todo un operativo proscriptivo.

Hoy los compañeros del Roca están en una campaña ya que su lista fue vedada de participación. En el Belgrano Norte sufrimos la misma embestida, pero los derrotamos y logramos que oficialicen nuestra lista.

Quienes encabezamos el Frente de Lucha Ferroviario, los compañeros de la Lista Roja, hemos batallado contra los aprietes y amenazas que sufrieron distintos compañeros y compañeras que se postularon en nuestra lista.

Creemos que hemos logrado un punto de apoyo para seguir peleando con más fuerza contra el ajuste del gobierno y del FMI, como lo hicimos durante toda la pandemia, denunciando la pérdida del poder adquisitivo y los magros acuerdos salariales, la modificación de los convenios colectivos cada vez más flexibilizadores, etc.

Lucharemos por que se reconozcan todas las listas opositoras. Por supuesto, en el camino de recuperar los cuerpos de delegados, seccionales y sindicatos. Tarea que debe hacerse enfrentando al peronismo, no de la mano de sus agrupaciones. Con total independencia de clase. Es un elemento programático elemental por el cual luchamos los ferroviarios de la COR.

El 17 de diciembre, todo el apoyo a la oposición en el Belgrano Norte. Viva el Frente de Lucha, Roja-Bordó.

Publicado en Buenos Aires

Con la presencia de diferentes listas antiburocráticas del ferrocarril, de delegados y agrupaciones combativas de trabajadores de zona norte, se realizó en la Estación Boulogne el acto en solidaridad con los ferroviarios de la Lista Roja atacados por la concesionaria Ferrovías.


Como denunciaron los compañeros de Lista Roja -Vanguardia Ferroviaria, convocantes del acto, las suspensiones son de 30 días al guardatrén Aranovich al borde del despido, de 15 días a Leiva y 5 a Ledesma ambos de Material Rodante. El contenido de las mismas es claramente persecutorio. Se los persigue por denunciar la falta de protocolos frente a la pandemia y por realizar actividad sindical dentro de la empresa en reclamo de paritarias y asamblea. Todas estas acciones de la patronal cuentan con la complicidad de la burocracia de la lista verde.

Los delegados de la verde y la cip intentan boicotear cualquier medida de lucha como paro, que se está debatiendo y es exigida por los mismos compañeros. En estos días se sucedieron asambleas en material rodante y movilización a RRHH y a la seccional en dos oportunidades por parte de compañeros del sector de guardas en rechazo a la persecución a estos compañeros.


Del acto, participaron delegaciones de compañeros del Roca, Mitre y Sarmiento. Tomaron la palabra compañeros y compañeras la Lista Naranja, la Lista Negra (Encuentro Ferroviario), Lista Gris, Causa Ferroviaria (tendencia) y la Bordó del Belgrano Norte. Hubo también intervenciones de delegados de la línea 60, delegados de Bimbo (San Fernando), de telefónicos de FOETRA, de Easy San Martin (SEC) y de la oposición docente de SUTEBA San Isidro y presencia de dirigentes de AGD-UBA, trabajadores del Conicet, repartidores de Apps en lucha, etc. Se leyeron también algunas adhesiones. Por parte de las organizaciones sindicales, sociales y políticas, estuvieron también presentes Jubilados Clasistas, la Corriente sindical 18 de diciembre,  el Polo Obrero (T) y los partidos PTS, Nuevo Mas, PO, IS, MST, PO (T) y la COR.


Se rechazó también la persecución a compañeros opositores de otros ramales como en el Roca con Augusto Dorado (Naranja), quien tomó la palabra, y Omar Merino (Causa Ferroviaria T).


Con estos ataques, la patronal y la burocracia buscan golpear a una lista opositora combativa, como la Lista Roja, que defiende un programa obrero en el ferrocarril. El “acuerdo social” que impulsa el gobierno y el FMI, que significa una mayor descarga de la crisis sobre nuestra clase, cuenta con la colaboración los burócratas como Sasia que viene de firmar 7% para todo el año, lo que ya genera cada vez más rechazo entre los trabajadores, y que fue respondido por una movilización a las puertas de la UF convocada por las listas de oposición, mientras continúan las acciones. También se expresa, en la firma de convenios flexibilizadores como denunciaron los compañeros del Belgrano Norte y el aumento de la tercerización en todos los ramales.


Como lo mencionaron varias agrupaciones ferroviarias y cerraban el acto los compañeros de la Lista Roja: “recogemos el guante, porque la tarea que tenemos por delante es la pelea por recuperar las seccionales, los sindicatos, los cuerpos de delegados, para que la crisis no la peguemos los trabajadores”.

Los sindicatos como herramientas de la clase trabajadora deben enfrentar a las patronales como Ferrovías, del Grupo Emepa, que nos sancionan a los trabajadores como si ellos mismos pudieran impartir justicia, cuando son parte constitutiva de una burguesía no monopolista, totalmente descompuesta, que viven de parasitar al semi Estado burgués. También enfrentar a las patronales como Trenes Argentinos. El control y la administración obrera del transporte son tareas que tenemos por delante en el enfrentamiento con nuestros enemigos de clase y en la lucha por imponer nuestro poder.

¡Basta de persecución a los luchadores en el Belgrano Norte y en todo el Ferrocarril! ¡Viva la lucha de los ferroviarios, contra el ajuste del gobierno, las patronales y el FMI! ¡Abajo la burocracia sindical!

Publicado en Nacionales

Please publish modules in offcanvas position.